Sobre mi

Yo y linux

En esta era de la información digital la tarea de los informáticos es imprescindible. Pese que no se suele tener en cuenta el trabajo de los técnicos de soporte es imprescindible en el día a día  todo funciona con máquinas y componentes programables.

Tanto componente necesita un grupo de técnicos y programadores, entre los que me encuentro, para poder ayudar a los usuarios o proporcionar funcionalidades nuevas. La evolución de las tecnologías necesita una formación y una curiosidad continua.

En este caso soy un joven de 34 años, formado por unos profesores excelentes que se ha formado tanto en la programación como en el ámbito de la administración de sistemas. Ello me ha permitido tanto preparar equipos de sobremesa como diseñar, retocar y ampliar portales o páginas web, servidores y bases de datos.

El día a día arreglando dichos sistemas me ha mantenido actualizado tanto en sistemas Windows como en Linux, en este caso Debian Linux y Ubuntu, siendo esta última una distribución en expansión con cambios muy importantes en la actualidad.

La adaptación a Windows 7 y Windows 8 no suele ser fácil en un principio, los cambios son abrumadores, sin embargo las necesidades de soporte son las mismas. En Linux las cosas son bien diferentes, muchas veces el hardware va muy por delante del desarrollo de aplicaciones. Los problemas son continuos con una versión inestable en contraste con la falta de últimas prestaciones de software más reciente usado en versiones LTS o más conservadoras como Debian.

En programación, la problemática es la continua aparición de nuevos lenguajes que acaban facilitando la expansión de aplicaciones en Internet. El dominio de cualquier lenguaje supone muchas horas de esfuerzo y prueba, consulta y soporte, hasta que el profesional supera esas limitaciones y consigue el dominio del mismo.

Así pues, la limitación de cualquier profesional es algo que juega en contra de todo el mundo, el tiempo. Por mucho que nos esforcemos, a mayor tiempo dedicado mayor conocimiento en ese campo estudiado,  limitará a la larga los campos profundizados.

Ese es el dilema final de cualquier profesional, la especialización o la del cambio a nuevas opciones. Animo a cualquiera que me lea, estudie, consulte, investigue o cree para no quedar atrás y progresar hacia un futuro prometedor.